Ir al contenido principal

Entradas

Destacado

Bestias lunares: lulunas y exolunas

Así como los planetas pueden tener lunas --- o sea astros que orbitan alrededor del planeta en vez de orbitar alrededor de la estrella --- las lunas pueden tener sus propias lunas. No es de extrañarse si consideramos el gran tamaño de alguna de las lunas de nuestro Sistema Solar. Un ejemplo notable son las lunas Ganímedes y Titán (de Júpiter y Saturno respectivamente) que resultan ser más grandes que Mercurio (el planeta más pequeño).


No resulta descabellado entonces pensar que una luna pueda tener la gravedad suficiente para tener otros astros orbitando a su alrededor. De ser así, estos subsatélites constituirían una categoría a parte. En inglés los han bautizado "submoons" o "moonmoons" por lo que yo creo que sería apropiado llamarlas "sublunas" o "lulunas" en castellano. Por ahora estos cuerpos son puramente hipotéticos ya que nunca se han observado y son particularmente difíciles de detectar. Sea como fuere, esto no significa que no existan…

Últimas entradas

Respuestas al primer Quiz del Bestiario

Volcanes de hielo en el Sistema Solar

El Duende: un planeta enano peculiar

TESS: ¡Primer exoplaneta a la vista!

Girasoles extraterrestres en el Sistema Solar externo

¿Se pueden observar exo-continentes?

Oda a las (exo)lunas

Ecuaciones protoplanetarias: ¿cómo evolucionan los discos? (1/7)

Limitaciones prácticas de los viajes a Marte

¿Cómo se ve un objeto interestelar en el cielo?